11 diciembre 2006

Lo absurdo

Acompáñame a estar sola
a purgarme los fantasmas
a meternos en la cama sin tocarnos.
Acompáñame al misterio
de no hacernos compañía
a dormir sin pretender que pase nada.
Acompáñame a estar sola.
Acompáñame al silencio
de charlar sin las palabras
a saber que estás ahí y yo a tu lado.
Acompáñame a lo absurdo
de abrazarnos sin contacto
tu en tu sitio y yo en el mio
como un angel de la guarda.
Ricardo Arjona
Locura, pecado, misterio, capricho y Consciencia
mala combinación de los sentidos.
Al final, a medias todo y sola,
lo servido por lo pagado.
Que me odien mis amantes, dice ella, soy libre y ahora
muero.

7 comentarios:

Carlos dijo...

A veces puede ser romántico dormir juntos sin hacer nada...
a veces puede ser desolador,
a veces tan solo el recuerdo infantil de cuando no sabiamos,
a veces es tan triste como frio,
a veces solo es la rutina,
a veces es la forma mas perdurable de amar,
a veces es la moneda de un pago rencoroso,
a veces, las más,...

...solo es el consuelo que puedo tener,
sí quiero más de tu amistad.



Carlos.

P.S.: Un abrazo niña.

DANI dijo...

:´)

humilde dijo...

....pues sinceramente en ciertos momentos no me importaría acompañar a alguien especial así, lo he hecho.... pero solo un rato.... porque el que busca algo así, generalmente, quiere más....

Javier Herque dijo...

Pues resulta que en ocasiones las cosas absurdas pueden ser las más bellas, las más sencillas, las más sinceras.

Pasear lejos/cerca; escuchar ruido/silencio; sonreír recordando/olvidando; dibujar sobre el vaho nada/todo; mirar con los ojos cerrados/bizcos y en ese final a medias todo y sola/o encontrar algo nada nadie con quien compartir un rato de paseo sin pasos hasta el siguiente renglón, hasta el siguiente sueño a mano izquierda según sales de la realidad irreal.

Gracias por dejarnos ser absurdos.

Un abrazo

najwa dijo...

yo de momento te acompaño un ratito más...

gaitero en el exilio dijo...

decia Javier Alvares en su segundo disco

ya no te acuerdas de mi aunque a veces nospuedan las ganas,
no te acuerdas de mi ni yo nunca te siento muy lejos
no te acuerdas de mi aunque aveces frunzamos el ceño.....


no hay peor soledad que la que no es voluntaria

besos de un gaitero

Anónimo dijo...

....Acompáñame a ahuyentar esa sombra de soledad.....

Preciosas letras :)

Un abrazo