15 enero 2007

De atar y negar

No tuvo el suficiente valor como para decir no.



pero tuvo el suficiente miedo como para no terminarlo.

.

.

No me ates a mis fallos.

Ya me encadeno yo sola.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Las decisiones importantes de la vida no las puede tomar el miedo, sino el valor. Pero ocurren muchas ocasiones en las que el valor queda atrofiado y solo el miedo es capaz de sacarnos de alli. Por eso las monedas tienen dos caras. Abrazo Gratis

humilde dijo...

....eso es cargar con demasiada culpa.... aunque se asuman los fallos, no creo que haya que atarse a ellos.... aunque sea un tópico, hay que buscar soluciones, y para ello, la compañía, es importante....

Danelí dijo...

NO es un monosílabo tan doloroso-a veces- que muchas veces resulta impronunciable.

un beso somnoliento
=*

Isthar dijo...

No te encadenes a tus fallos, aprende de ellos y sigue adelante :)

libertad dijo...

...Cuando uno está en un callejón sin salida, hay que intentar volver sobre nuestros propios pasos para llegar de nuevo el principio...
Besos

Anónimo dijo...

Me haces pensar, y eso me encanta. Gracias!

najwa dijo...

mientras reaccionara a tiempo...
Besines!

Anónimo dijo...

Todos estamos encadenados, hasta que nos encontramos a nosotros mismos.

Uno que mira dijo...

Hay ataduras que nos hacen libres. Sé que parece un contrasentido. Pero si lo has vivido alguna vez, tal vez me entiendas.

Javier Herque dijo...

A veces es mas difícil callar que responder, a veces lo sencillo es terminar las cosas aprovechando el desnivel de una pendiente pero no dejes que nada sea cuerda o nudo, no dejes que nada sea cadena o candado, solo tú eres dueña dueño de tus actos.

Un beso.

gaitero en el exilio dijo...

da que pensar tan pocas palabras, un saludo