02 diciembre 2006

Esas botas

Conducía de regreso a casa. Un día lluvioso, gris, con charcos y asfalto resbaladizo. Había desistido en ir por algo de ropa para el invierno, terminando siempre en alguna librería, para qué aburrirme en busca de unos zapatos o chaqueta. Reafirmando mi defensa de los vaqueros, tenis y sudadera, y unas cuantas velas para el baño, pasé al lado de una conocida tienda de ropa de bebé camino del aparcamiento. Un pijama con menos de un metro de tela entre pantaloncito y parte de arriba. Una jirafa sonriente sobre algodón azul, verde y amarillo. Con poca idea de resistir la tentación y seguida de la sonrisa cómplice de la dependienta, me llevé una bolsa con estrellitas y un conjunto que no me cabe en el brazo, para una criatura que encogida sobre mi pecho es más liviana que los casi 3kg que pesa. Y me sobra regazo y corazón para sostenerla.
A la altura del polígono Guadalorce, un cruce y varios coches. Baches, rotonda y semáforo. A la ida - y eran las 11:45am- las había visto de reojo, como escondidas. Siendo la hora del almuerzo, seguían allí. Jóvenes, hermosas y tiritando. Las botas eran lo que más calor podían ofrecerles. En la más escasa ropa interior, mostraban piel de gallina y necesidad. Minifaldas a 13ºC. El tanga si llevas la calefacción en el coche. Y hoy hace mal día. Toco el claxon a un importuno Mercedes de chaqueta y corbata que se salta un stop. Te delatan las gafas de sol, pienso. Y en el retrovisor veo cómo se para a la altura de esas botas enfundadas en la esperanza perdida de sentirse humana, más allá de su carne.
Miro el pequeño pijama que está en el asiento del copiloto. Pienso en la pequeña Elena y en el día gris, y en las botas. Siento libertad. Y miedo.

9 comentarios:

Danelí dijo...

que el miedo no te supere

DANI dijo...

A mi me acojonan muchas cosas, aunque no supe contarlo tan bonito.

Toda una vida por delante

Tengo una foto casi identica, me encanta!!!

Moondance

Que curiosa es la vida, aqui y allá, los mismos temores.

un beso precioso

humilde dijo...

....el miedo es libre, existe y se debe convivir con él.... a diario, casi diría yo.... pero formar personas y arreglar los problemas del mundo también nos da miedo.... miedo de no saber como, o de mirar para otro lado.... no, no es fácil deshacerse de él.... y convivir tampoco.... :(

gaitero en el exilio dijo...

hola
¿conoces una cancion de Javier Alvarez que se llama PIEL DE PANTERA?
te la recomiendo

curiosamente vi un reportaje el viernes en 4 sobre las chicas del tanga y las botas altas...
:-(

najwa dijo...

yo también hubiera sentido un escalofrío...
ha sido especialmente bonito leerte hoy.
besos, muchos.

manuel_h dijo...

preciosa e impactante descripción de todo un momento; no sobra ni una coma, no falta nada, o quizá el aliento

pqueno dijo...

demasiado miedo

abrazos ausientes desde el norte

Uno que mira dijo...

Siempre es difícil de entender.

Y en cuanto a la libertad y el miedo. Bueno. Suelen ir unidos. Pero sólo significa que estás viva.

Hagamos para Elena que el mundo sea un sitio mejor. Anunque sea un poco.

NADIE dijo...

Hay belleza en tus palabras. Pero el conocimiento podría agrietarlas.
Te pongo un poco de realidad (sin malicia) por si tienes a bien consultarla. Y no olvides que tras las grietas y posterior rompimiento hay otra belleza más cierta, más duradera.
Ahí te dejo la malicia y mi saludo.

http://libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_34772.html