17 marzo 2007

Entre el Sol y el frio

Marzo no se decide a arrancar, el contacto está entre el frío y el sol, el combustible es la brisa o la lluvia. Como hija del sur, aún duermo entre plumas y despierto empapada de rocío, esperando a que amainen las noches heladas. Sábanas de mar, nado hasta que desapareces de los sueños y recorro un kilómetro de almohada, a solas. No busco tu cuerpo, estufa humana, calidez, calor escondida en esas manos de decoración austera, diáfana. Espero a que te decidas a encontrarme. Mientras, sonrío congelada; qué más da lo que tardes. Estaba aquí antes de que me supieras viva.
La ciudad despierta a veinte minutos de mí y tú, ajeno a tantos amaneceres, descubrirás que te falto.
Nos separan tantas noches, que no hay otra dimensión para la distancia.

14 comentarios:

Noviembre dijo...

No sé si me gusta más el texto o la imagen que la ilustra... Lo que sí me encanta es la esencia, enhorabuena.

Por qué será que la cama siempre tiene argumentos...

Uno que mira dijo...

Qué aroma de otoño más extraño, como si te prepararas a hibernar ahora que (parece que por fin) va a llegar la primavera.

libertad dijo...

Reconozco esas mañanas de rocío y esas noches heladas. Esta primavera loca que hasta que llega y se asienta en el Sur, causa escalofríos... "Espero a que te decidas a encontrarme,qué más da lo que tardes. Estaba aquí antes de que me supieras viva". Qué cierto, lo que dices y que lindo lo has expresado.

Un beso fuerte

Memnoch dijo...

¿Cuant@s nos despertaremos como tú?, perlados del rocio del deseo. ¿Cuant@s soñaremos como tú?, con el calido roce bajo unas sabanas confidentes.
¿Cuantas noches más habrán de pasar hasta que sea realidad?, sólo el tiempo sabe la respuesta. Mientras tanto... dejadme soñar.
Petonets maca :)

Carlos (sr. Chow) dijo...

Es cierto, ¿eh? El tiempo está muy tonto y no sabe ni cómo está.
"Estufa humana", jeje, ingeniosa metáfora.

Javier Herque dijo...

Comentarios



Llevas razón; muchas veces basta con saber que “esta” y da igual “lo que tarde” porque la ciudad no se acercara mas ni la distancia entenderá que la línea recta no puede encontrar el camino sobre las sabanas. Y las noches aguardan mientras los instantes están condenados a ser ese frío que no puede derrotar tu sonrisa.

Un fuerte abrazo entre tu sol y mis dos grados a la sombra de Marzo.

Misántropo dijo...

Un latido ya calienta desde lejos. Además, quién tiene prisa a esas horas de la madrugada.
Pues anda que si estuvieras ahora en el norte...

Sugerente. Me gusta.
Saludos.

rhino dijo...

Aquí entra la primavera, entra con fuerza y con fuerza caen los copos que mojan las manos.
Manos abiertas que esperaban las tuyas en este arranque de primavera y que se quedan frías, mojadas...
Aún así me quedo a que las toques

Athos dijo...

Me gustas como describes.
Se puede sentir el rocío y el fresco de la mañana.

Besos

Danelí dijo...

Como hija del sursur, el frío amarillo inunda la noche y el día, la dialéctica inconfundible doblando mis pasos, esperando a que esa parte que me falta, que le falta a mi colchón, que concluye el círculo toque a media madrugada alguna esquina de la puerta.
Besitos =)***

J. Alvargonzález dijo...

Ay, actualice, no se haga de rogar.

Aiguamel dijo...

Acercarse, necesidad de sentirse humana con otro humano,... tocarse, abrazarse

humilde dijo...

....me encantó el final.... :)

leo mares dijo...

yo hoy (día 26) tengo lluvia...
un abrazo