15 septiembre 2007

Nach Berlin...

Qué ilusos somos algunos seres humanos. Mantener en el recuerdo la esperanza en vez de sacarla a flote. Guardar la sonrisa sólo para lo bueno. Y asombrarse cuando se descubre que hace más de un año ya, llegaba a la estación con más viajes que ganas, sin nadie esperando en el andén y acordándome del transbordo anterior, donde tendría que haberme quedado y alargar el tiempo como si de un chicle se tratase... Llegaba al Sur, llegaba a casa arrastrando una maleta parisina y despedidas en Madrid. Demasiado tiempo entre un avión y otro... Me ahogo...

Qué ilusa, aguardar tanto tiempo. Me pican las alas, se atrofia el sentido; la aventura. Huelo a brisa berlinesca, prenden las briznas de mis pies y la bohemia. Me alieno del destino y el hogar. Tengo hambre bucanera de nuevos puertos. Paciencia...


Estiro las plumas, y toco tu cielo.

15 comentarios:

humilde dijo...

....yo te cambio una patente de corso.... ;)

Darkhorse1974 dijo...

Pues paciencia que todo llega.

Un abrazo

DANI dijo...

Vuela lejos.....niña soñadora...

Besos aventureros

libertad dijo...

Siempre que existe ese hambre, se termina saciando. Poco a poco, amiga. Poco a poco, como tú ya sabes.
Te he leído después de largo tiempo de ausencia mía, y me ha encantada conocerte un poco más.
Un beso grande

javier dijo...

Aprobé las corrientes, los vientos que buscan la compañía de esas alas y se fiel a tu ganas de aventura e indiferente a lo que, impasible, indique la brújula machacona.

Bien…admitiremos “paciencia “como puerto de palos y “bohemia” como itinerario que, aun, guarda secretos y tesoros que no están marcados con una “X” en tu plano.

Un “just” beso

LEO MARES dijo...

Tengo hambre bucanera de nuevos puertos... Puedo quedarme con la frase? me encantó. Paciencia, paciencia.
Un abrazo

peregrino dijo...

Al igual que leo mares... me encantó esa frase, me parece poética y poderosa.

Recuerda que tu hartazgo ha dado lugar a las ansias y luego que sacies ellas llegará el hartazgo nuevamente.

Todo es un ciclo.

Nos leemos.

pez dijo...

Viajar es lo que tiene que va creando la necesidad de conocer.

.JL. en los afelios dijo...

yo también siento a veces que se me atrofían las alas,
me gusto mucho como lo contaste,
yo también parto pronto y certero.

En octubre,
german wings me acoge entre sus polvos mágiicos,
primero Colonia,
despues agarrate cosmopolita de muros abiertos porque halla voy Berlin

zaya dijo...

hoy te eche de menos al sentir de cerca un ligero aroma de café...

Arcalía dijo...

carpe diem, pues! disfruta!

(i'm back in the blogging world!)

Duna dijo...

me quedo con eso de no guardar la sonrisa sólo para lo bueno, pirata :-)

Darkhorse1974 dijo...

Disfruta de Berlín!!!

un abrazo

manuel_h dijo...

hay que saciar esa hambre bucanera!!

besos

prazsky dijo...

Dibuja una pluma.