08 agosto 2007

Ébano y ascuas

Si quieres verme será mejor que bajes las luces. Echa la persiana, corre las cortinas. Que a la tenue luz de una vela se queman los prejuicios. Y todo es misterio y secreto. Y no hay ardides si no los descubres. Soy ascuas y ceniza, soy ocaso. ¿Te quejas de lo oscuro? No sabes lo que es noche en mi regazo. Soy canela y plata quemada. Lo profundo, lo profano. Ébano. Corre el azabache por mis venas. Si quieres verme...
...cierra los ojos
sopla...
...y espera.

12 comentarios:

Darkhorse1974 dijo...

Que bonito!!, oye que tendra la luz de una vela que todo lo maravilla.

Un abrazo

peregrino dijo...

"Soy canela y plata quemada"... me gustó... y tienes razón a veces es en la oscuridad donde mejor se ve.

Nos leemos.

Javier Herque dijo...

¡¡¡fuuuuuuu¡¡¡¡¡

..Y ahora espero…mientras releo el ébano de la estancia y dudo…dudo que seas ocaso.

(Envidiamos esa candela que te esconde e ilumina)

Un abrazo.

Mari Carmen dijo...

�Pero que cosas m�s hermosas escribes!! Es un placer leerte :)

Un abrazo.

.JL. en los afelios dijo...

Que bonito,
tan sencillo.
Cuanto tiempo.
Un beso a oscuras
en silencio
sin duermevelas.

DANI dijo...

Con los ojos cerrados....te imagino.

Besos soñadores

DuNa dijo...

me gusta ese halo de misterio
si quieres tenerme, sólo grita mi nombre :-)

Rhino dijo...

Abrí un agujerito....por el que veo la luz de una llama...que inunda el espacio de ....calor.
Me encantaría seguir mirando.....pero quería antes...decírtelo.

Besos que se cuelan por el agujero.

manuel_h dijo...

contra la impaciencia... hermoso!

besos

calanda dijo...

...mmm....insinuante, en la penumbra, en el instante del apagón esperado...me encanta. Un saludo

Carlos (Sr. Chow) dijo...

Qué sugerente...

Leonardo de Valdivia dijo...

la amistad es tan efimera que
se cuenta con los dedos ccercenados
y el recuerdo es tan solo una mundana
ayudita para sonreri en esta vida


la amistad es tan efimera que
se cuenta con los dedos ccercenados
y el recuerdo es tan solo una mundana
ayudita para sonreri en esta vida