18 agosto 2008

Hombría ferial

Hora: 2.15am
Lugar: Feria, al lado de los puestos de tiro al blanco.
Situación: una hora y media caminando entre una jauría de aborígenes adolescentes con mechas en el flequillo y crías con escotes que dejan ver más michelines de lo deseado.
Dos coca-colas.
Un algodón de caramelo compartido entre dos y medio. (Yo soy el medio, no puedo competir contra dos hombres -golosos- a la vez)
Sale la luna llena y surge la conversación…
- Mirad que panorama – señala a un montón de cabezas que hacen cola por jugar a las carreras de camellos.
- La nueva generación – esquivamos a tres orangutanes bajitos con mala leche y creatina en vena.
- En el Paleolítico los hombres cazábamos. Luchábamos con nuestras manos, peleábamos contra leones cavernarios, tigres dientes de sable... ¡mamuts! – se da un golpe en el pecho con el puño y aprieta el entrecejo - Nuestra fuerza era todo lo que necesitábamos.- Nos paramos en un tiro de dardos. Tomamos posiciones y pagamos las partidas. 1 € por 3 dardos. - En la Edad Media rescatábamos doncellas en apuros, matábamos dragones, ensartábamos en nuestras espadas orcos, trols... – acierta el segundo dardo. Y ahora, dichosa evolución... – el tercer dardo pega en el blanco, rebota y se cae – ...esto es lo que nos queda para demostrar nuestra hombría. Las casetas de tiro de la feria.
- Yo he conseguido un pin art– me miran desde la altura y el orgullo herido - ¿qué decías de la hombría?
- …
- ¿Echamos otra?
- …
- He visto un puesto de gofres, ¿vamos?
- Si, mejor.
-

10 comentarios:

peregrino dijo...

La modernidad está acabando con nosotros..... acabando?

Nos leemos.

Devaneos dijo...

menos mal que paso la epoca en que los hombres cazaban!!!

dales otra apliza en la siguiente :P jeje

pez dijo...

Despues de tantas generaciones y tanta testostera segregada todo se resume en eso en un buen gofre.

Isthar dijo...

Me temo que la hombría no se demuestra con la habilidad y la fuerza bruta. Ya va tocando un cambio de mentalidad en todos los sentidos,a ver si así muchos de ellos dejan de estar en la edad de piedra.

manuel_h dijo...

tristísima evolución, ciertamente!!

libertad dijo...

jajaja...es verdad! Donde hemos llegado!

Krad_Dark. dijo...

Si es que ya no somos lo que eramos, jajajajaja :P

Un abrazo

POW dijo...

Mi gofra que sea con mucho chocolate.

Besos dulces

Carlos (Sr. Chow) dijo...

Si es que, Ardid, tú eres una especie de Princesa Mononoke: ¡ningún hombre te puede ganar en nada!

Me parece que eres la chica-blog que mejor cuida sus posts a nivel formal. Foto y textos en armonía y equilibrio.

:)

¡Saludos!

Uno que mira dijo...

Menos mal que cualquier momento es bueno para mostrar nuestra humanidad.
Menos mal que hay mil esquinas donde podemos desnudarnos, y no importa nada ser vulnerables, porque allí las manos no se usan para herir, sino para acariciar.

Menos mal que nos ha tocado vivir el siglo xxi.