24 noviembre 2008

Bucle

Con la temperatura a ras de suelo has llegado a tu apartamento alquilado. Frío. Ese maldito frío húmedo de mar de la ciudad, cueva que te ha tocado por destino. Así son las oposiciones. Un día decides hacerte mayor y ahogar tu instinto de artesano, pisotear el alma de artista y estudiar leyes para un puesto fijo, una cárcel de sueldo seguro, de cadena perpetua, de por vida. Así que te aguantas el frío, y comes algo. Maldices el tiempo que tienes para pensar, inútil, vacío, lejos de los tuyos. Sin más remedio, piensas en ella, que te espera. Porque seguro que te espera. La llamada del día y el saldo de tu móvil acongojado sabe que te espera. Un e-mail extraviado en el descanso de la oficina. Y como estás solo, y hace frío y ya has comido algo, sigues pensando en ella, lejos, pensando en ti después de haber cenado algo y haberse puesto otro jersey. Pasando frío. Organizando su vida y su trabajo, colgando cuadros de su madre, saliendo de la ducha. Y será por eso, porque estás a 14º en el apartamento vacío de alquiler, porque la cena fue escueta y precocinada, por lo que piensas en ella. Lo justo para olvidar lo buen novio que eres, que llamas a diario a tu chica, que te espera (porque te espera…) y te acuestas solo en una ciudad lejana para tener un puesto de por vida, una cadena perpetua de seguridad.
Cobarde.

Te repites. Hay un bucle de días y precocinados. Maldices el frío; maldices noviembre. Así que te metes en la cama y de nuevo en tu mente, ella, fuera de la ducha, frente al ordenador, con un jersey de más, pasando frío, sola, en tu ciudad, esperando, quizá en pijama, quizá leyendo, quizá escribiendo en su blog y pensando
cuánto te odia. Lejos. Tecleando: Con la temperatura a ras de suelo...



9 comentarios:

misántropo dijo...

Y qué decir, si ya lo has dicho tu todo. Se me ocurre que va siendo hora de inventar algo que sustituya al romanticismo. Que cuestione el pragmatismo sin aniquilarlo.

Se me pueden ocurrir un montón de estupideces. Pero me fijo en la foto, y constato que Penélope está bien muerta y enterrada.

Y eso me empuja a ser menos cobarde.

Tremendo, chica.

Un beso.

Seleka dijo...

demasiado tiempo sin estar ausente en tu espacio...
imperdonable

besos

libertad dijo...

A veces buscamos seguridades que nos atan demasiado. Y quizás, tengamos que pararnos a pensar y movernos en busca de lo que nos hace felices. La vida se pasa volando...

Uno que mira dijo...

Hay un tiempo extraño en el que toca equivocarse.
Un tiempo en que la vida te quema los pies
para que aprendas
a pesar de que todos te habían dicho
que el fuego quema.

Y no alimentes el rencor. O llenará el hueco que debería llenar el amor en tu memoria. Paradójicamente a veces, amar es decir adiós.

Dani dijo...

Yo sufrí eso durante unos 2 años, con la diferencia de que durante los últimos 8 meses, eran 2 personitas quienes odiaban a distancia a un cobarde.

Pero eso terminó, las cosas son más fáciles de mandar a la mierda de lo que uno se piensa. Tan sólo hay que abrir la boca y vocalizar "A la mierda!!!!!"

No soy menos cobarde por eso, pero si más feliz ;)

Besos a contraluz

Javier Herque dijo...

Cuesta espantar el frío cuando se vive a ras de suelo solo por compartir el ansia de volar de otras alas.
Supongo que cerca del asfalto los sueños son más espesos, las comidas mas grasas, los cuadros más deslucidos y la realidad más de alcantarilla…y al final nuestros pasos terminan, todos, a ras de un maldito suelo que no siempre es amable con nuestros pies descalzos.

¡Pues yo también me “estiro” ¡

Un beso.

Darkhorse1974 dijo...

Esot del frio y estar meteido en casa, me parece a mi que es mu malo pal coco.
;)

Un abrazo

FER dijo...

Esos bucles son reconocibles para destinos diferentes al del opositor, te lo aseguro. Llega un momento de la vida en el que los días se parecen demasiado y hay que introducir variantes artificiales.

Aun así, benditas variantes.

Gracias por la visita. Un placer conocerte!

Un abrazo

Anónimo dijo...

Llegue de casualidad buscando la letra de una cancion,de Patrcia Fernandez que la canta con Jose Antonio Delgado y me encontre con esta grata sorpresa y de tus maravillosas palabras y como una esta en una de esas epocas que lo que espera durante todo el dia la llamada o el ver a ese "novio" me encantaron tus palabras y me encanto ver que tambien te gusta el senor Delgado,Artacho y compañia y creo que eso hizo que me gustara mas este trocito de mar internauta que es tu blog,solo decirte que me a encantado y que ya tienes una asiduo mas.

Besos