05 mayo 2008

Natillas por condena

Otra vez me quedo en vilo
sin saber dónde andan las letras
del estrés y mi rutina inexistente
que va tejiendo redes con su hilo.

Por qué si camino al filo
de un camino transparente
he de ser consecuente
de las huellas que no dimos.

Si quisiera en mi regazo tus palabras
hubiera abierto un libro de canela
pero como no das pie a alabanzas
me como el postre sola,
natillas por condena.

No hay buzones que contengan
las recetas de la prisa,
esta vida se me escapa entre carreras
y no tendrás tiempo de saberme
ausente.
Qué amarga recompensa.

13 comentarios:

.JL. en los afelios dijo...

me ha encantado tu poesía!!!

Jejeje...
esa cancion se la puse yo esta tarde por un post suyo
;)

no es que sea preciosa
es que es increible!
del universo abierto.

muak!!!

humilde dijo...

....bueno, pero te comes las natillas.... porque a veces es peor quedarse con las ganas.... ;)

manuel_h dijo...

no es mala condena del todo

gaitero en el exilio dijo...

por lo menos se endulza las penas...

SIEMPRE HAY QUE BUSCAR LO POSITIVO..

DANI dijo...

Que amarga agonia, pero que precioso texto Elen

Un beso

Seleka dijo...

qué bien saben y suenan tus palabras,

un beso grande ;)

javier dijo...

Siempre hay alguien que se levanta de la mesa antes de tiempo o que no sabe valorar el sabor de la canela.

Siempre hay alguien que olvida donde esta el mantel y los cubiertos, las huellas por dar, el sabor de los sin-sabores.

Que ingrato comensal te buscarte.

Un beso con caramelo.

LEO MARES dijo...

es una pena que la vida se nos vaya entre carrera y carrera, la verdad
un abrazo

prazsky dijo...

Me imagino ese texto con unos acordes de acústica detrás. Precioso.

prazsky dijo...

Las huellas que no dimos que martillean una y otra vez mi corazón.

La vida que se escapa lentamente, mientras, yo, inmóvil, no puedo hacer nada.

Y al final nos comemos el postre solo. Natillas o algo más amargo.

Misántropo dijo...

Nunca es dulce la verdad.

Lo que no tiene es...canela.

O al revés te lo digo para que me malinterpretes.

Dichas las cuales (gilipiolleces). Tan sólo diré (ahora en serio) que discrepo. Aunque no sé muy bien de qué.

Pero sigue. Porfi.

beso.

Nadie dijo...

Constancia en tus visitas y juventud en tu texto. Eso veo. No comprendo ninguna de las dos cosas.

Recibe un saludo.

Verónica (peke) dijo...

Las prisas son los errores de esta vida, llena de caos y sin tiempo para ver lo que pasa a nuestro alrededor....
Me encontre con tu blog por casualidad y me ha gustado mucho.
Espero poder perderme entre tus lineas siempre que me lo permitas.

besotes

PD: te invito a que visites el mio, si quieres...