11 agosto 2009

Con la arena

Con los pies plantados, la tierra seca y el mar por dentro, doy escasos frutos. Y los que maduran, terminan disecados y esparcidos, quizá muertos, o macerando, quizá esperando un destinatario capaz de olerme entre bocados.
Voy a talarme, de raíz, para que así cuentes los anillos de mi pecho; el tiempo perdido en la madera es carcoma, y vuelves a irte. Con la arena.
Así que me secaré yo también, me haré salada, imperturbable y fina, para deslizarme con la brisa justa que me lleve lejos. Porque ya da igual el camino, siempre que sepas,


que la distancia es si no volvemos.

7 comentarios:

Elena Martín dijo...

Así que me secaré yo también, me haré salada, imperturbable y fina, para deslizarme con la brisa justa que me lleve lejos

una vez más me dejas fascinada ;)
casi casi noto esa brisa, justa pero imprescindible...

besos grandes

duna dijo...

la distancia y alejandro sanz :-)
lo importante luego es saber el camino de vuelta y que tienes a alguien esperando, aunque a veces la espera nos lleve a la sequía

besos wapa

Darkhorse1974 dijo...

Como siempre me quedo fascinado con tus letras.

Un abrazo

Charal dijo...

-Con los pies plantados, la tierra seca y el mar por dentro, doy escasos frutos. Y los que maduran, terminan disecados y esparcidos, quizá muertos, o macerando, quizá esperando un destinatario capaz de olerme entre bocados....-

Uff ahora sí creo que me ha estallado el corazón! u.u Grande en tus letras, que de la madera seca siempre se hace buen fuego!

Besos!

DANI dijo...

Que bueno tener la suerte de poder leerte antes de ir a dormir.

Siempre consigues apaciguar mi acelerado corazón.

Besos sinceros

peregrino dijo...

El cierre es genial y la mas pura verdad, la distancia es si no volvemos.

Nos leemos.

LEO MARES dijo...

Puede que te arrastre el mar y te lleve a otras playas donde seguir volviendo. Un abrazo